Infraero intenta adaptarse

Aeropuertos - sábado 11 de febrero, 2012
Compartir | | |

El operador aeroportuario brasileño Infraero, tres de cuyos principales aeropuertos (Guarulhos, Campinas y Brasilia) acaban de ser privatizados, trata de no perder el sentido de su propia existencia ofreciendo sus servicios a los consorcios ganadores de las concesiones y a posibles clientes en el exterior.  Infraero mantendrá el 49% en las sociedades gestoras de los tres aeropuertos ya privatizados y es posible que este esquema se siga en la privatización de otros aeropuertos brasileños en el futuro.  En ese contexto el papel de Infraero debería ir limitándose al de representante del Estado Brasileño en unos activos, los aeropuertos estratégicos para el país pero progresivamente gestionados por operadores privados en régimen de concesión. Por este motivo es difícil de comprender que en este momento inicie un proceso de diversificación de su actividad.



Análisis completo de Aeroinfo:

La estatal brasileña de administración aeroportuaria Infraero pretende expandir su actuación a otros países, en particular de América Latina, después de la reciente privatización de tres importantes aeropuertos, informó hoy la prensa digital.

"El fin del monopolio (de Infraero) nos va a hacer más creativos y por eso voy a tener que buscar más mercados, e iremos detrás de esos mercados, sea aquí o en el exterior", señaló al portal G1 de la cadena Globo Gustavo do Vale, presidente de la estatal.

Do Vale calificó como una "decisión estratégica" la intención de prestar servicios en el país para las empresas que se adjudicaron la administración de los aeropuertos y en el exterior, como "realizar negocios en otros países de América Latina".

"Infraero tiene la experiencia adquirida a lo largo del tiempo, que nadie tiene en Brasil", apuntó el funcionario.

El Gobierno brasileño privatizó el pasado lunes tres de los principales aeropuertos del país para poder acelerar las inversiones que necesita para atender la creciente demanda aérea y ofrecer la infraestructura requerida de cara al Mundial de Fútbol Brasil 2014 y a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Los consorcios que se adjudicaron las concesiones para modernizar y gestionar por un período de 20 a 30 años los aeropuertos de Guarulhos y Campinas, en Sao Paulo, y el de Brasilia ofrecieron por las licencias un total de 24.535 millones de reales (unos 14.214 millones de dólares), valor un 347,9 por ciento superior al mínimo exigido, según la Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC).

El aeropuerto de Guarulhos, que atiende a la ciudad de Sao Paulo y es el de mayor movimiento de Brasil, será administrado en los próximos 20 años por un consorcio que tiene entre sus socios, con un 10 por ciento, a la sudafricana Airport Company South Africa (ACSA), operadora de once aeropuertos en Sudáfrica y uno en la India.

La terminal aérea de Brasilia será operada en los próximos 25 años por el mismo consorcio que se adjudicó en agosto pasado la concesión del aeropuerto brasileño de Natal y que tiene como socio a la argentina Corporación América (50 por ciento), que opera aeropuertos en Argentina, Ecuador, Perú e Italia.

El aeropuerto de Campinas, una importante terminal de carga a 90 kilómetros de Sao Paulo, tendrá como gestor durante 30 años a un consorcio cuyo operador, con una participación del 10 por ciento, es el grupo francés Egis Airport Operation (Egisavia), que opera 11 aeropuertos en diferentes países.

 



mombergerairport.info